Consejos para obtener el crédito hipotecario que tú quieres

Propiedades Publicado por: Banco Consorcio

Consejos para obtener el crédito hipotecario que tú quieres

Cuando se trata de pedir un crédito hipotecario, no hay fórmulas perfectas. Cada entidad crediticia tiene sus propios requisitos y condiciones.

No obstante, hay un denominador común: tú. Como te presentes ante el banco o mutuaria para solicitar el préstamo puede hacer la diferencia.

Sigue estos consejos y tendrás más posibilidades de recibir el crédito que quieres.

 

Hay 4 aspectos claves a la hora de hablar de créditos hipotecarios:

  1. Hablar el mismo idioma que el banco
  2. Las ofertas
  3. La negociación
  4. Saber cómo va tu solicitud

1. Hablar el mismo idioma que el banco

Te sientas frente al ejecutivo. Te habla. No entiendes nada: No es algo que deba sucederte. Afortunadamente estás leyendo esto y te explicaremos lo necesario para que puedas comprender y negociar tu crédito hipotecario.

 

Para partir, hay ciertos términos que debes manejar mejor que otros. Puedes comenzar revisando las páginas de educación financiera Bancafácil.cl y ClienteBancario.cl de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF). Otra alternativa es que visites sitios web enfocados en contribuir conocimientos sobre finanzas, como por ejemplo, El Mercurio Inversiones.

 

Por otro lado, las instituciones que ofrecen este tipo de créditos tendrán publicada información respecto a las Condiciones Objetivas de Acceso al Crédito, las cuales también pueden ser un buen punto de partida para entender más de estos créditos y cómo funcionan, dándote una idea de los requisitos que se aplican para optar a este tipo de créditos.

 

2. Las ofertas: cómo aprovechar la aplicación y la página del banco

Cada entidad crediticia tiene sus ofertas especiales. Algunos bancos y mutuarias entregan ofertas especiales a través de sus páginas web o app móvil. La idea de poder hacer parte de este proceso la obtención de información de forma no presencial, es una comodidad que mucha gente aprecia, pudiendo ahorrar tiempo y facilitando la obtención de información.

 

Quizás no necesites un crédito ahora, pero es importante que monitorees regularmente las ofertas online de la industria. Esta revisión constante te permitirá comparar y detectar a tiempo una oportunidad.

 

Simula tu crédito hipotecario

 

3. La negociación: Claves para apuntar al crédito que deseas

Con un historial financiero sano, buenos antecedentes y tus papeles en orden, será más fácil negociar con un ejecutivo hipotecario y llegar a tu mejor opción de financiamiento.

 

Junto a esto, la claridad respecto al crédito que deseas es crucial, por lo que el día que vayas al banco debes llegar con una idea clara de lo que buscas en materia de:

  • Monto de crédito necesario a pedir
  • Duración del crédito
  • Valor de las cuotas que puedes pagar
  • Tasas de interés

 

Al tener estas cifras en tu cabeza, podrás establecer un rango mínimo y máximo de lo que te acomoda y tiene sentido para ti, y para lograrlo, te damos los siguientes consejos:

  1. Revisar los simuladores de crédito hipotecario que cada banco ofrece en su página web, para tener una idea de cuáles son las condiciones del momento. Como punto de comparación, también puedes chequear los simuladores que ofrecen los portales de educación financiera ClienteBancario y ComparaOnline.
  2. Comparar lo que los simuladores arrojan con lo que los ejecutivos de crédito te dicen en las instituciones donde estas consultando tu crédito. Es recomendable simular al menos en tres bancos para tener una idea básica de lo que ofrece la industria. En los simuladores, podrás realizar cálculos de cuotas y CAE para diferentes escenarios de montos, plazos, y tasa de interés mensual que se ajusten a tus necesidades.
  3. Considerar que el monto del dividendo no debe superar el 25% de tus ingresos, para solventar los dividendos mensuales con holgura. Si necesitas ayuda en esto, usa los simuladores de Cliente Bancario (Calcula cuánto puede pedir y Calcule el Valor Cuota). Recuerda que estas cifras son referenciales y cada persona tiene necesidades y realidades diferentes.

 

Cuando llegues a solicitar el crédito con los ejecutivos de los bancos de tu elección, verán que conoces muy bien cuánto puedes pedir y pagar y que hablas en serio. Así, podrás enfocar la conversación en la tasa de interés que más te conviene, o el plazo más adecuado para tu bolsillo con datos reales.

 

4. Saber cómo va tu solicitud de crédito ante el banco y conocer el proceso

Una vez que presentas tu solicitud y el banco la evalúa, comienza un proceso interno conocido como Análisis de Riesgo. Durante este período, todos tus antecedentes personales y financieros son revisados comercialmente por un comité de riesgo, compuesto por profesionales dedicados al tema.

 

En ocasiones, aunque la persona presente todos sus papeles, la institución financiera podría rechazar su petición, ya que existen condiciones en las cuales puede ser perjudicial tanto para el cliente como la institución entrar a un escenario de sobreendeudamiento. Por esto, es recomendable tener un buen pie, que es el monto que el cliente tiene previamente ahorrado para financiar de manera inicial parte del inmueble a comprar.

 

Conclusión

Mientras más alto sea el pie que ahorres, tengas tus papeles al día y tu historial financiero sea saludable, más probabilidades tienes de obtener el crédito hipotecario que más te acomoda.

 

Ahora bien, si la compra del inmueble no es urgente y puedes darte un tiempo para estar en un escenario más favorable a nivel financiero, te recomendamos esperar. Aprovecha este plazo para pagar lo que debes y así liberar dinero y consolidar tu situación financiera para que tu solicitud sea más fuerte. Además, si aguardas un poco, contarás con tiempo para hacer crecer tus ahorros con fondos mutuos u otros productos de inversión que puedes revisar en CCBolsa.cl, lo que te ayudará a tener un mejor pie y de esta forma comprar tranquilamente la propiedad que deseas, con un dividendo que se ajuste a tu capacidad de pago.

 

todo lo que debes saber sobre pedir tu credito hipotecario

 

Compartir en

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Suscríbete a nuestro blog